Recuerda aquellos tiempos (Remember the Time)

Por Katheryn de Armas

El estreno en la década de los 90 de Los Soprano dio paso al surgimiento de un nuevo lenguaje televisivo, más cercano a las características propias del cine. Desde entonces han sido disimiles las ficciones televisivas que, en mayor o menor medida, han aplicado, ya sea en la totalidad de sus episodios o en capítulos puntuales terminologías propias de la cinematografía.

Elementos como los flashbacks, las construcciones no lineales y la desestructuración son ajenos a los métodos de la televisión más tradicional y, sin embargo, se convierten en algunos de los puntos de mayor peso del segundo capítulo de la novena temporada del drama médico Anatomía de Grey.

El 4 de octubre de 2012 estrenó Recuerda aquellos tiempos, uno de los capítulos más interesantes en materia de lenguaje audiovisual de la historia de la serie. La octava temporada había dejado a los fanáticos en el borde de sus asientos, esperando el estreno de la siguiente, donde las consecuencias del accidente de avión en que se vieron envueltos los personajes serían desveladas.

Seis médicos del Seattle Grace subieron, solo cinco regresaron vivos del accidente. Es a través de sus versiones de lo vivido, con la utilización de tomas subjetivas y la disminución del sonido que aprendemos la verdad de lo ocurrido. Meredith Grey (Ellen Pompeo), Derek Shepherd (Patrick Dempsey), Cristina Yang (Sandra Oh), Mark Sloan (Eric Dane) y Arizona Robbins (Jessica Capshaw) cuentan, a cinco tiempos, lo ocurrido desde su rescate, mientras que Lexie Grey (Chyler Leigh), no logra sobrevivir y se convierte en un personaje fantasma largamente recordado.

En esta ocasión, todos los elementos se ponen en función no solo de contar la historia como suele ser, sino que aumentan la carga dramática. La voz en off de Meredith, uno de los puntos más reiterativos de la serie, abre el capítulo donde ella, comenzando a despertar es iluminada por un helicóptero de rescate.

Este será  el ambiente donde  comenzaran a contar sus versiones la protagonista, su esposo y su mejor amiga, mientras que Sloan y Arizona partirán luego del rescate. Sin embargo, todos están unidos por la misma iluminación fría y desnaturalizada, que acrecienta la sensación de incertidumbre en los personajes y el espectador.

Meredith o la resignación del infortunio.

Esta primera historia funciona como introducción y punto de conexión de los personajes de la serie. El final de esta perspectiva da paso al logo de la serie y se traslada la atención a Derek.

La vida de Meredith Grey parece estar marcada por el infortunio constante y, esta temporada y la anterior no son la excepción. Construido a partir de escenas inconexas que alternan entre el bosque y el hospital de Idaho, al que son trasladados, a saltos bruscos; la protagonista de la serie resulta, de cierto modo, la menos afectada por los eventos. Si bien la muerte de su hermana representa un duro golpe para ella, las particularidades de su vida, largamente tratadas en la serie, de cierto modo, la han vuelto insensible a dichos eventos, que toma como elementos comunes de la vida.

Fotograma de Grey´s Anatomy. Episodio 2 Temporada 9

El regreso a Seattle trae una nueva luz, en este caso más amarillenta, mostrando que aún no es el presente lo que se representa. Las pieles aun no recuperan sus tonos naturales y Meredith y Derek intentan recuperar sus antiguas vidas y planes, pese a las razones que los siguen atando a la ciudad donde se conocieran.

Es aquí donde se nos muestra como uno de los personajes más fuertes y seguros de la serie se rompe por completo. Cristina se encierra en sí misma, y nada de lo que su mejor amiga pueda decir o hacer es capaz de sacarla de su propio mundo. Poco a poco se descubre que está pasando con el resto de los sobrevivientes a través del resto de los personajes. Alex (Justin Chambers) huye de una Arizona que tiene riesgo de amputación, mientras Jackson (Jesse Williams) habla de trabajo con un inconsciente Sloan.

Derek o la lucha por ser lo que fue.

Derek funciona como un conector, que trae la historia hacia el presente y anuncia una de las tramas del resto del capítulo y la temporada.

Uno de los atributos principales de Derek, más allá de la belleza que le hizo ganar millones de fans dentro y fuera de la serie, son sus habilidades como cirujano. El accidente provoca una afección severa en su mano derecha, lo que lleva al personaje a un límite entre el no rendirse y seguir buscando maneras y una resignación ya que no hay nada más que hacer.

Contrario a Meredith, Derek no ve la luz en un primer momento, pero si escucha el sonido del helicóptero. Se aprecia entonces como los elementos auditivos tienen tanto peso en la construcción de la historia como los visuales, a final de cuentas, el helicóptero nunca es visto, siempre es intuido por motivos que le son representativos.

La luz amarillenta va dando paso, paulatinamente a tonos de iluminación más naturales, la trama se va poniendo cada vez más al día con el presente, sin abandonar los saltos temporales que se trasladan de la noticia sobre la mano a Derek relegado a un simple papel de consultante y profesor. Esto lo lleva a tomar una decisión arriesgada, confiar en la habilidad de Callie (Sara Ramírez) y realizar una operación de riesgo.

Cristina o el encierro autoimpuesto.

Cristina es un personaje caracterizado por su fortaleza, son pocas las circunstancias que logran desestabilizarla pero el accidente de avión logra descolocarla por completo y se ve en la necesidad de encerrarse en sí misma. En este capítulo se muestra una fragmentación de la realidad que alterna con momentos del accidente.

 Los toques la vuelven violenta y, el no haber nada físicamente mal con ella, el peso de su trauma es totalmente psicológico.

Fotograma de Grey´s Anatomy. Episodio 2 Temporada 9

Las voces y el sonido son distantes para ella, no es posible entender lo que se dice, pero sabe que es sobre ella. A medida que el tiempo va pasando, el personaje se va conectando cada vez más. Pasan de los desenfoques y voces inexistentes a ruidos bajos, la utilización de la subjuntiva le permite al espectador ponerse en la piel del personaje y, de cierto modo, sentir lo que este siente.

Con ella se descubren más cosas de las que pasaron, su conversación con Owen en el baño resulta sumamente esclarecedora. La escena, construida de un modo interesante, muestra a un Owen humano, que intenta arreglar sus errores pasados y dar una apariencia de normalidad. Una Cristina encogida sobre sí misma, lejana de su perfil fuerte y altivo, es bañada por su esposo. La imagen traduce la derrota que no poder controlar lo que paso le provoca. La cámara hace un recorrido, rodeándola y Cristina habla por primera vez. Con expresión perdida, captada por el primer plano de la toma, comienza a hablar de accidente. Se descubren detalles de lo sucedido con Lexie. Comienza entonces una sucesión de plano contraplano entre ella y Owen, mientras la cámara pasa del primer plano al plano medio alternando entre su rostro y la presencia de ambos en el plano. Pese a lo traumática de sus palabras, su expresión en ningún momento cambia y no habla directamente con Owen, bien podría no estar presente y no afectaría en nada.

Sus palabras también son de peso. Cristina aun no se ha puesto al día con la realidad. La iluminación sigue siendo amarilla, los hechos del accidente son narrados en presente, como si estuvieran ocurriendo en ese momento, en lugar de en el pasado. Se escucha por parte del espectador una música de tensión que acrecienta la carga dramática. La conclusión es clara, pese a las mejorías obvias, sigue atrapada, de cierto modo, dentro de su subconsciente reviviendo el accidente. Solo para el final de la historia comienza a utilizar el pasado, como si finalmente su mente estuviera aceptando lo que paso.

Cristina decide continuar con sus planes anteriores y abandonar Seattle, a lo largo de la temporada se la mostrara adaptándose a su nueva vida y su nuevo hospital y su pelea con Meredith refuerza las diferencias entre ambos personajes. El quedarse donde solo han ocurrido desgracias o el huir abandonando todo, incluyendo amigos heridos por el bien propio representan en igual medidas decisiones difíciles.

Sloan o el amor perdido.

Si hay un personaje que sorprendió por su evolución, más allá de Alex Karev, fue Mark Sloan, el sexy cirujano plástico que aparece por primera vez persiguiendo a la esposa de su mejor amigo. Sloan pasa de ser un superficial hombre a experimentar un amor profundo por Lexie Grey y su muerte represento para él un terrible golpe.

Su historia comienza con un Sloan semi inconsciente cuya vista se dirige hacia la bolsa para cadáveres donde el cuerpo de Lexie reposa. La luz directa e intensa ilumina su rostro y da paso a un flashback donde Lexie herida de gravedad le pide que le tome la mano. La misma luz reaparece y en un plano de su rostro se aprecia como comienza a desvanecerse. A lo largo del capítulo el personaje alternara entre la consciencia y la inconsciencia hasta finalmente morir.

Fotograma de Grey´s Anatomy. Episodio 2 Temporada 9

En uno de sus momentos conscientes pide disculpas a su novia y le confiesa su amor por Lexie. Luego de eso, el personaje ya en el Seattle Grace está en coma, del que despierta milagrosamente, para alegría de Callie y Derek y preocupación de Webber (James Pickens Jr.) En su conversación con Avery, quien es su pupilo se descubre que tan afectado esta por la muerte de Lexie y le pide que no cometa sus mismos errores.

Webber vaticina que lo peor no ha pasado y su comportamiento rodeando la habitación y a Sloan recuerda de cierto modo a las aves de rapiña, esperando el momento de la muerte. Sin embargo, es justamente él y no Callie o Derek, que estaban en la cirugía de este último, quien le acompaña en sus momentos finales y quien intenta revivirlo ante la mirada en shock de Avery, quien había salido a por Sophia.

Más allá de ser la muerte de la temporada, un elemento fetiche de los guionistas de las serie, la historia de Sloan aterriza en la realidad y deja un profundo vacio en aquellos que lo amaban. Callie enfrenta una doble perdida, con una Arizona cambiada y un Sloan ausente, que la dejan sola lidiando con un bebé que pasa de tener tres padres a solo uno en cuestión de horas.

Arizona o la negación de la situación.

Arizona siempre se ha caracterizado por su dulzura y calma, sin embargo, los eventos ocurridos desatan una reacción en ella que la vuelve una extraña para su esposa. No solo con ella son sus cambios, sino que Karev se convierte en su saco de boxeo favorito, el lugar donde descarga su ira.

Está asustada de los cambios y la incertidumbre de su vida y con ella termina por completarse el ciclo de las perspectivas. Su pierna, seriamente afectada, debe ser amputada, mientras no muy lejos de ella, Sloan está muriendo acompañado por Webber y Callie opera Derek, mientras desde la galería Meredith observa impotente y llama a una ausente Cristina.

La voz en off de Meredith, que después descubrimos es un mensaje dejado para su amiga, cierra el capítulo y une las historias acompañada de una canción extra diegética que suena de fondo. Las imágenes que lo acompañan, que van desde el último aliento propio de Sloan hasta un amanecer y el ferri de Seattle dejan una idea clara, pese a todo, siempre habrá un nuevo amanecer y la vida debe continuar.

El capitulo funciona como una transición entre una temporada 8 que dejo abierta su trama y la introducción de la siguiente. En él se presentan parte de las historias que se desarrollaran a lo largo de la novena. Tenemos a una Cristina que abandona Seattle, un Derek con la mano afectada y los planes de Callie para que recupere el 100 por ciento de su funcionalidad; una Arizona que odia al mundo por la amputación de su pierna, lo que provoca una destrucción paulatina de su relación, una Kepner (Sarah Drew) que, tras haber fallado sus exámenes debe dejar el hospital y por supuesto, las consecuencias y acciones legales que el accidente trajo consigo y que terminan en la quiebra del hospital.

El lenguaje audiovisual se vuelve la herramienta con la que potenciar la historia, acrecentando el dramatismo y la artisticidad de las acciones y reacciones. La construcción no lineal resulta novedosa dentro del programa y un aliento fresco para una televisión que si, bien experimenta su mayor momento de esplendor, también resulta sumamente reiterativa en cuanto a fórmulas heredadas del melodrama más clásico.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s