Marvel: una carrera accidentada para controlar la industria del cine

Por: Katheryn de Armas

Lo primero que viene a la mente cuando se piensa en cine de superhéroes es Christopher Reeve enfundando en mayas rojas sobrevolando los cielos como Superman. Pero a casi treinta años de la mítica adaptación del hombre de acero, el Capitán América, el héroe clásico por excelencia de la editorial Marvel Comics, ya tenía un lugar en los cines.

En la década del 40 estaban muy de moda los seriales cinematográficos, que se transmitían en las pantallas al acabar las películas, por lo que no es de extrañar que fuera el formato elegido en 1944 para plasmar al héroe americano favorito de muchos. Durante 15 episodios largamente olvidados, el Capitán peleó contra villanos usando un revolver en sustitución de su escudo con una historia que dista grandemente de la conocida por los fans.

Fotograma de Capitán América (1944)

La poca fidelidad con el personaje en los comics y la aparición en la década de los 50 de un artículo que acusaba a los superhéroes de fomentar la violencia entre los jóvenes y crear una distorsión de la realidad puso fin durante años a la carrera de los superhéroes por apropiarse del cine.

Acuerdos de colaboración firmados en los 70 con la CBS dan como resultado las películas para televisión Spiderman, odiada por Stan Lee, creador del personaje; Doctor Strange y Capitán América 1 y 2. Tras el desastre que supuso Spiderman, los derechos del personaje fueron cedidos a Toei, que lo adaptó bajo el nombre de Supaiderman.

El año 1978 le dio la bienvenida al gigante verde favorito de muchos. Hulk, se adueño de las pantallas de CBS y se mantuvo al aire hasta 1982 The Incredible Hulk. Durante 82 episodios se construyeron las bases sobre las cuales se sostendrá en el siglo XXI el MCU (Universo Cinematográfico de Marvel), incluyendo los crossover con personajes de otros seriales. Los míticos cameos de Stan Lee saldrán también de esta versión, que aun tras su cancelación gustaba a los fans, lo que dio como resultado tres películas para televisión que concluían la historia.

Superman demostró con su éxito que los superhéroes podían ser una opción viable y lucrativa y Marvel Comics comienza una carrera para no quedarse detrás de DC Comics, su mayor competencia en el momento. En 1980 es fundada Marvel Productions con el objetivo de realizar seriales televisivos y producciones cinematográficas, pero es vendida en 1986, antes del estreno de cualquiera de sus obras.

En 1989, New Pictures Productions, que había comparado Marvel Productions estrenó The Punisher, protagonizada por Dolph Ludgren. El personaje, un antihéroe salido de los comics de Spiderman, resume en su historia todo el sentir de una década. La película, marcada por una acción movida, recuerda a clásicos como Rambo, por lo que su adaptación fílmica no asombra. Sin embargo, los problemas de producción y derecho de autor que atrasaron su estreno provocó que fuera un fracaso. Otras dos versiones serían realizadas en 2004 y 2008.

Capitán América tiene por su larga trayectoria editorial algunas de las historias más interesantes para explotar, sin embargo, cuando fue adaptada en 1992 supuso un fracaso total en taquilla. Algo similar ocurrió con los Cuatro Fantásticos que debió haber estrenado en 1994. Marvel prefirió reembolsar los gastos de producción antes de liberar tan desastroso producto al público.

En 1994 surge Marvel Films, renombrada Marvel Studios, que comenzaría a tomar un papel más activo en las adaptaciones de los personajes cuyas licencias aun conservaban. Los guiones son encargados y los directores y actores contratados por ellos, delegándose la producción a empresas independientes de Marvel Entertainment.

Logo de Marvel Studios

 X Generation de los X-men se estrenó como serie de televisión en 1996 sin causar grandes revuelos. Nick Fury Agent of SHIELD en 1998 recibió terribles críticas pese a su lanzamiento para televisión solamente.

El siglo XXI presentaba un panorama negro para la Marvel, mas el estreno de X-men en el año 2000 demostró que sus personajes tenían lo necesario para triunfar en los cines, siempre que los elementos fílmicos los apoyaran.

X-men ha probado ser una de las franquicias más rentables de los últimos veinte años. A X-men le siguieron X-men 2, X-men: The Last  Stand, X-men Origins: Wolverine, X-men: First Generation, The Wolverine, X-men: Days of the Future Past, Deadpool 1 y 2, X-men Apocalypse, Logan, Dark Pheonix y The New Mutants. Forman parte de ellas precuelas y spin-off, lo que lo vuelve un universo con gran potencialidad y cientos de personajes con los que trabajar.

La evolución del CGI (Computer Generated Image) aportó las piezas necesarias para que los poderes y habilidades de los mutantes de la Marvel lucieran creíbles para los espectadores. Se abría una nueva era fílmica, donde las capas y los superpoderes se hacían con el control absoluto de las pantallas.

El éxito rotundo de Spiderman en el 2002, de la mano de Sam Raimi le dio una perspectiva nueva a la productora. Tras la trilogía de Raimi le seguiría una tetralogía no completada protagonizada por Andrew Garfield. Los acuerdos de colaboración firmados entre Disney (propietaria desde el 2009 de Marvel Entertainment) y Sony llevaron al relanzamiento por tercera vez del personaje, con Tom Holland como el héroe arácnido quien pasará a formar parte de los Vengadores y del MCU. El problema para Marvel es que las licencias del personaje se encontraban y aun se encuentran en manos de Sony, por lo que sus ganancias fueron exiguas.

Tras los resultados en taquilla de las dos primeras películas de Spiderman, pedirían entonces un préstamo millonario que se pondría en función de una estrategia a largo plazo, de diez películas con las cuales se pretendía crear un universo interconectado similar al existente en los comics. Las semillas del MCU comenzarían a aparecer en las mentes de los directivos de Marvel.

Daredevil en el 2003 logró triplicar su presupuesto, sin embrago, el verdadero boom del personaje lo ha logrado con la serie de televisión que, en tres temporadas logró crear un número considerable de adeptos. Elektra, salida de los comics de Daredevil también tuvo su momento. Convertida en asesina a sueldo, la película es un fracaso total odiada por la fanaticada en general.

Póster de Daredevil (2003)

Ang Lee daría su peculiar visión en Hulk, en el año 2003. La película no disfrutó de buena aceptación entre la crítica, sin embargo, su trama se tuvo en cuenta en el 2008 por Louis Leterrier con su versión, que funciona tanto como continuación y reinicio.

Chris Evans tuvo su primer protagónico con los personajes de la Marvel en un personaje distinto al Capitán América. En el 2005 representó a la Antorcha Humana en el live action de los Cuatro Fantásticos. La película, a diferencia de su secuela en el 2007 o su reinicio en el 2015 contó con el apoyo de los fans, que amaron ver a Sue, Johnny, Ben y Richards en la pantalla.

Fotograma de Los cuatro fantásticos (2005)

Nicholas Cage deseaba interpretar un superhéroe, pero lo más cerca que estuvo fue con el antihéroe Ghost Rider en el 2007. Pese a la mala critica, repetiría su personaje en el 2011, donde el personaje que adquiere sus poderes tras hacer un trato con un demonio, desaparecería de los cines.

Sería Iron Man en el 2008 el que inauguraría oficialmente el MCU. El personaje contó con dos secuelas, pero tuvo papeles importantes no solo en las cuatro películas de los Vengadores, sino también en producciones como Capitán América: Guerra Civil.

El listado oficial de películas que forman parte de las tres fases del MCU hasta la fecha está compuesto por: Iron Man (2008), The Incredible Hulk (2008), Iron Man 2 (2010), Thor (2011), Capitán América: el Primer Vengador (2011), Los Vengadores (2012), Iron Man 3 (2013), Thor: El Mundo Oscuro (2013), Capitán América: El soldado de Invierno (2014), Guardianes de la Galaxia Vol. 1 (2014), Los Vengadores: Era de Ultron (2015), Ant-Man (2015), Capitán América: Guerra civil (2016), Doctor Strange (2016), Guardianes de la Galaxia Vol. 2 (2017), Spiderman: Homecoming (2017), Thor: Ragnarok (2017), Pantera negra (2018), Los Vengadores: Guerra Infinita (2018), Ant-Man and the Wasp (2018), Capitana Marvel (2019), Los Vengadores: Endgame (2019), Spiderman: Lejos de casa (2019).

De igual modo, cuenta con las series de televisión Agentes de SHIELD, Agente Carter e Inhumanos. Marvel´s Runaway, Marvel´s Hellstrom, Marvel´s Cloak & Dagger, Jessica Jones, Luke Cage, Iron Fist, The Defenders y The Punisher también cuentan con versiones seriadas.

La cuarta fase del MCU arranca no en el cine, sino con las series de televisión Wandavision y Falcon y el Soldado de Invierno. Se espera de igual manera el estreno de largometrajes como la película de La viuda Negra o la segunda de Doctor Strange. Ver el logo de Marvel Studios con su intro antes del inicio de una serie o película se ha convertido en un sinónimo de un producto de éxito. La mezcla equilibrada entre comedia, acción y drama hace de las obras realizadas bajo su sello una apuesta segura no solo para los fans de los comics, sino también de los cinéfilos para los cuales ese mundo es desconocido y aun así les resulta entendible.

Un comentario en “Marvel: una carrera accidentada para controlar la industria del cine

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s