Estudio Ghibli: Obertura

Por Anet García Lemes

Los dibujos animados surgen en Occidente, a inicios del siglo XX, a partir de una combinación de cine y fotografía con los efectos visuales de la historieta. Japón, en la etapa posterior a la II Guerra Mundial, desarrolló una industria alrededor de esta manifestación que no solo ha causado admiración en años posteriores por su originalidad, calidad y prosperidad, sino que también ha sido referente para los animadores occidentales.

Entre los hitos de la animación nipona se encuentra el Estudio Ghibli, creado en la década de 1980. Este se ha dedicado principalmente a la producción de largometrajes (23), por los que ha obtenido prestigio y premios internacionales. En su haber cuenta con títulos como La princesa Mononoke (1997), El viaje de Chihiro (2001), Mi vecino Totoro (1988), El castillo ambulante (2004), La tumba de las luciérnagas (1988) y El cuento de la princesa Kaguya (2013), lo que lo convierte en el estudio de animación más importante fuera de los Estados Unidos.

Ghibli no debe ser considerado como uno más dentro de la industria del anime japonés, así como tampoco una versión asiática de Disney, dado que el estilo y argumentos pueden diferenciarse claramente entre ambos. Sus producciones tienen un acabado prácticamente artesanal y a menudo presentan personajes complejos y abordan temáticas polémicas como la relación del hombre con la naturaleza, la guerra, el progreso, entre otras.

La existencia de esta empresa y la filosofía en el modo de hacer se deben, en gran medida, al dibujante, guionista y director Hayao Miyazaki (1941-), aunque cabe destacar los significativos aportes del también director Isao Takahata (1935-2018) y el productor Toshio Suzuki (1948-). Si bien los primeros fueron formados como profesionales en Ciencias Políticas y Económicas y Literatura Francesa, respectivamente, terminaron ligados a la industria de la animación; de la década de 1970 datan sus primeras colaboraciones en series anime tan conocidas como Heidi y Marco.

Se suele señalar a Nausicaä del Valle de Viento, de 1984, como el largometraje fundacional de Estudio Ghibli. Este filme, de buena acogida entre el público japonés y basado en un manga del propio Miyazaki, estrechó la colaboración entre este, Takahata y Suzuki y perfiló el estilo y las temáticas recurrentes. Sin embargo, oficialmente la empresa fue creada el 15 de junio de 1985.

Los primeros filmes de Ghibli gozaron de buena recepción en Japón, su distribución en el extranjero se realizó a pequeña escala, y en los EE.UU., inclusive se le realizaron ediciones para hacerlas más digeribles y políticamente correctas para el público norteamericano. Fue en la segunda mitad de los ´90, con la exhibición de La princesa Mononoke, que el estudio se dio a conocer ampliamente fuera del país y aumentó así su popularidad e influencia a tal punto que en 2001 inauguró un museo en Tokio.

Desde 1985 y hasta 2014, Estudio Ghibli produce, entre otros materiales (como cortos, publicidad, documentales, series, etc), veinte largometrajes y una película para televisión, de ellos, nueve fueron dirigidos por Miyazaki, cinco por Takahata y el resto por otros animadores más jóvenes, entre quienes cabe destacar a Gorou Miyazaki (hijo de Hayao) y Hiromasa Yonebayashi. Este estudio ha sido aclamado por la crítica y nomidado a varios premios en Japón y alrededor del mundo, en total acumula ya seis nominaciones a los Óscar; mientras, El viaje de Chijiro ha sido su filme más laureado, con un Premio de la Academia y un Oso de Oro del Festival de Berlín, entre otros.

A Hayao Miyazaki, no sólo se debe la mitad de los largometrajes producidos, y varios guiones, sino también el nombre del estudio y su logotipo. Este hombre, exaltado por la crítica y señalado por muchos animadores como un referente, refleja en la mayoría de sus filmes su pasión por la aeronáutica y sus posturas políticas, lo que le ha valido ser tachado de ecologista, pacifista, izquierditsa y feminista.

Miyazaki usualmente es criticado por imponer su visión en el proceso de producción y por su práctica consumada de elaborar los guiones sobre la marcha, así como por la decisión de usar las técnicas digitales de dibujo en la menor medida de lo posible, prefiriendo la animación 2D y las técnicas tradicionales. No obstante, son quizá estas particularidades las que distinguen a Ghibli del resto de los grandes estudios de animación contemporáneos, además de su rechazo a producir secuelas, dado que cada filme se concibe como una pieza artesanal única.

La exquisita atención al detalle y color de cada uno de sus dibujos y el diseño gráfico de sus personajes, que acercan a Ghibli más a la animación japonesa previa del boom de los ´90 que, a la actual, funcionan como un sello de la empresa. En las películas de Miyazaki la naturaleza no es sólo hermosa y armónica sino sublime, este hiperrealismo contrasta con la experimentación realizada por Takahata en cuanto a forma y estilo en Mis vecinos, los Yamada (1999) y El cuento de la princesa Kaguya, con el uso de acuarela, caligrafía y línea marcada.

Como norma no comunica mensajes insulsos ni divorciados de la realidad, de hecho, aunque sus argumentos sean inspirados en cuentos, novelas o mangas, en vez de simplificar los mismos o presentarlos tal cual, tiende a complejizarlos, reinventarlos o reinterpretarlos. En su aproximaxión a la vida, muestra la complejidad sociocultural que rodea a los personajes y deliberadamente evita presentar a estos últimos como totalmente buenos o malos, de modo que ni siquiera villanos o héroes encajan en los arquetipos establecidos; he aquí otra de las singulariades de Ghibli: sus personajes son muy humanos.

A través de los años, muchos de los temas abordados en sus películas han sido sensibles y polémicos, entre ellos se destaca la relación del hombre con la naturaleza y la necesidad de protección del medio ambiente ante la amenaza del desarrollo, con una clara tendencia a apoyar el equilibrio entre progreso y conservación. Otros tópicos recurrentes han sido las contiendas bélicas, el totalitarismo y el perfeccionamiento de la industria armamentista, el discurso de Ghibli implica la crítica y el rechazo a la guerra, y aunque no se pronuncia en contra de los adelantos técnicos, cuestiona el uso que se les da.

En los largometrajes de este estudio también se trata la búsqueda de la identidad, el paso a la madurez, las diferencias entre el campo y la ciudad y la interacción entre personas provenientes de estos ambientes, así como las relaciones amorosas y filiales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La representación de mujeres fuertes e independientes y de psicología compleja, en roles tanto protagónicos como secundarios, es otra característica que distingue a este estudio desde sus inicios. Esta lectura rompió con el esquema tradicional asignado a las chicas por Disney, y aunque estaba en correspondencia con cierta línea ya trabajada en el anime japonés, Ghibli prescindió de las figuras ultra femeninas y sensuales.

En 2014, Ghibli entró en un período de receso y reestructuración que duró varios años. Ello se debió en parte al retiro de Hayao Miyazaki y al fracaso en taquilla de la última película de Takahata: El cuento de la princesa Kaguya. Durante este impase, el estudio se dedicó a las coproducciones y a la negociación de licencias para la distribución de sus obras y mercadería, cabe destacar también que en este período uno de sus animadores creó un estudio propio y se llevó consigo a parte del personal.

En diciembre de 2020, Ghibli lanzó Earwig y las brujas, su primera película hecha íntegramente con animación CGI, fue dirigida por Miyazaki hijo, con guión de su padre, quien ha regresado del retiro y promete estrenar otra obra en breve.

Quizá el estudio, tal cual se concibe hoy, no sobreviva más allá de Hayao Miyazaki, dado el empuje de la digitalización y el 3D, y deba reinventarse a sí mismo, sólo el tiempo dirá. No obstante, esta una compañía que hasta ahora se ha dado el lujo de presentar, a la vez, cine de autor de la mejor calidad y cine comercial, toda una conquista que avala a Ghibli como uno de los mejores estudios de animación de todos los tiempos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s