Sin miedo a volar

Por Gretchen García

En lo que se refiere a empoderamiento femenino, muy pocas productoras destacan como los Estudios Ghibli. No es una exageración. Sus películas ofrecen una narrativa donde personajes tradicionales como una niña, una bruja, una princesa o una reina demuestran dichas actitudes a partir de su emancipación por auto valerse y lograr sus propósitos por si misma sin depender de otros.

Ghibli demuestra justo la contrapartida de Disney. Ninguna mujer necesita un hombre para lograr su salvación, y dicho sea de paso, por una vez, el papel de salvador recae en ella.

Aunque encontramos protagonistas masculinos que demuestran en el transcurso de la historia una inquebrantable fuerza de voluntad, honradez y humildad; las películas se distinguen especialmente por la fuerza ética y el protagonismo de los personajes femeninos.

Los estereotipos de mujer representados en el universo de Ghibli enfatizan en el modo de ser de la figura femenina y en la manera en que encuentran una nueva identidad y personalidad en la historia. La edad es solo un pretexto en los filmes de Ghibli. No es sustancial si la protagonista es una anciana o una niña, la lealtad y los valores que la marcan no difieren.

Quizas el ejemplo más sustancial es Nausicaa. Si recordamos para 1987, Disney contaba con tres princesas: Blancanieves, Aurora y Cenicienta. Estos personajes se caracterizan por su belleza, elegancia, aptitudes en el canto, su estrecha relación con los animales y el amor hacia la naturaleza. En dichas películas, las princesas, colmadas de encantos, terminan encontrando el amor, sin apenas luchar por él. Es la figura del príncipe la que asume los actos heroicos y lucha con todo coraje contra el mal para salvaguardar su amor.  Nausicaä del Valle del Viento cambió esta retrospectiva. Ghibli aportó una nueva princesa con características similares: bella, afable, noble, amante de la naturaleza, con estrecha relación con los animales y las plantas y con talento para el canto. Pero ya no es el personaje que espera ser salvada por un apuesto «príncipe azul».

Nausicaä no solo sorprende por el apego hacía unos grotescos y gigantescos insectos que todos desprecian, sino que ella misma se enfrenta al ejército de un poderos reino, liderado por una mujer. Desborda también bondad, y es capaz de percatarse que con amor, comprensión y la aceptación se puede interactuar y convivir pacíficamente con la naturaleza.

Con esta película, Ghibli nos presenta a su primer arquetipo de personaje, la «princesa guerrera». Una adolescente, de estatus noble que lucha por salvar la naturaleza de la destrucción causada por el hombre. Vista en La Princesa Mononoke (con el personaje de San) y en El castillo en el cielo (Sheeta); aunque San no es exactamente una princesa, ya que es solo un título con el que los espíritus y humanos se dirigen.

Asimismo otro ejemplo tangible es Kaguya (El cuento de la princesa Kaguya /Kaguya Hime Monogatari). Si bien no hablamos de una protagonista que lucha por salvar la naturaleza o una destrucción inminente; tenemos un personaje femenino que intenta oponerse a las tradiciones japonesas y ser libre sin ataduras u obligaciones sociales. Enfrentándose a la misma sociedad patriarcal a fin de lograr su independencia.  

Ghibli se adelanta décadas y llega mucho antes de la revolución femenina en el cine. Sus protagonistas no se maquillan con coloretes o labiales. Como se aprecia en Kaguya, lo aborrece porque significa una atadura a prejuicios y clichés sociales. En cambio como San (Mononoke Hime) pueden usar pinturas tribales o incluso sangre no como muestra de rebeldía sino para demostrar que son guerreras por derecho propio y guardianes de su entorno.

Ellas encuentran la felicidad en lo sencillo y siempre se muestran mucho más astutas e inteligentes que sus coprotagonistas masculinos.  De ahí que Ghibli rompe el mayor estereotipo de la animación en su momento. “Cualquier mujer es capaz de ser una heroína tanto como un hombre. Necesitarán un amigo, o un aliado, pero nunca un salvador.” Miyazaki lo reafirmaría una y otra vez. No implica que se discrimine al personaje masculino; todo lo contrario, este acompañará a la protagonista en su misión como su igual pero, más allá de ser un interés romántico o salvador es su guía o empuje. En Ghibli, el amor no es un fin sino un medio para el logro de otros propósitos. Las escenas muestran sin recato la intimidad y desbordan una carga de sentimientos y afecciones entre los personajes por igual, ya sean amigos, hermanos, etc.

En Ghibli la fusión de la fuerza y la ternura en las féminas va más allá de los tradicionales discursos narrativos del feminismo. Esta multidimensionalidad convierte a estos personajes en un factor idóneo para lograr un mundo más equilibrado. Sus modelos heroicos destilan dulzura, respeto y encanto y pivota en el modo de ser de la persona femenina. Estas mujeres saben que la belleza no lo es todo por ello sacrifican su cuerpo a todo tipo de desafíos y trabajos a fin de lograr sus objetivos.

En ellas persiste una pureza sin importar su edad. Esa candidez y bondad es lo que inspiran estos personajes en el espectador. Mei (Mi vecino Totoro) reconoce la ternura y bondad de Totoro en cuanto lo ve, a pesar de su gigantesco tamaño y extraña apariencia. Chihiro, parece ser la única siente compasión del Dos Caras cuando deambula bajo la noche lluviosa. Nausicaä es la única que no cree en la crueldad de unos insectos. San es quien defiende y cree en los espíritus que intentan vengarse de la humanidad… Así sucesivamente desde sus personajes más nobles e inocente como los niños hasta aquellas de moral dudosa como Zenaiba (El Viaje de Chihiro). Ellas se construyen como modelos a seguir, porque sin importar el peso de sus corazones no tienen miedo a alzar el vuelo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s