Hay cine más allá de Hollywood: la animación queer fuera de Estados Unidos.

Muchas son las facetas que el yaoi y el yuri abarca, desde la típica historia de descubrimiento de la propia sexualidad, con las luchas intrínsecas que trae consigo y la aceptación o no de la familia, como en el caso de las series ambientadas en el mismo universo Challengers y Koisuru Bokun, teniendo la segunda dos OVAS (Original Video Animation) o sea, una producción audiovisual animada.

Ideología contra mercado: el caso Disney

Disney traduce entonces un desprecio casi total por los villanos, que carecen de matices y de características redentoras, a la vez que se valen de burlas y supuestas inspiraciones en miembros de la comunidad LGTBQ+ en sus representaciones. Más que dar cabida a todos los estratos de la sociedad en sus cintas, la casa del ratón se nutre, a modo de burla, de las llamadas minorías, mostrando un nulo respeto por las tradiciones y culturas que no le son afines, con la excepción de Hermano Oso y Lilo & Stitch.

Chip ‘n Dale, un golpe directo a la nostalgia

Chip creció, busco un trabajo estándar en una oficina de seguros, pero Dale se quedo estancado en el tiempo, intentando revivir una carrera inexistente, tras proyectos fallidos, incluyendo una parodia de 007.

El Desencanto de los Oscar de la Animación  

A lo largo de los años se hace difícil no notar una preferencia de la Academia por Disney y Pixar. No se pretende desvalorizar sus producciones, son grandes películas con aportes, entretenidas y algunas con valor artísticos que merecieron el reconocimiento. Pero no siempre dan en la diana

La animación ES cine

Si, las cintas de animación tienen diversos géneros, justo como lo hacen las producciones en live action, y además, tienen una ventaja frente a ella: las diversas técnicas que pueden ser empleadas para contar la historia. Desde la clásica animación 2D, pasando por el stop motion y todas sus subcategorías, hasta la moderna animación 3D que se ha hecho con un control casi absoluto.

Una distopía consumista o la pasión de WALL-E

WALL-E (2008) es una cinta animada que desprende madurez intelectual, se aparta de convencionalismos temáticos y nos invita a subsanar la sostenibilidad de nuestras costumbres. Dirigido por Andrew Stanton , el filme cosechó excelentes resultados en crítica y taquilla, siendo considerado por muchos especialistas el mejor largometraje de todo el año.

Shingeki no Politics

Ello crea una constante demanda y asegura la reproducción del propio sistema que genera estos bienes culturales. Si bien, en algunos productos, la ideología aparece explícita, en la mayoría subyace implícita e incluso puede prestarse a varias lecturas en dependencia del público consumidor.

Titanes de Goya

El expresionismo de Goya es una inspiración para formular una estética dramatúrgicamente funcional en la trama de Shingeki. Los contrastes, en las pinturas de Goya, de ambos titanes y la sangre, en un espacio neutro donde priman los grises y colores tierra, logran un efecto de pavor y claustrofobia. Similar a lo que experimentamos con los titanes, quienes igualmente, con su tamaño, diseño y colores resaltan para robar todo el protagonismo a los humanos y las murallas.

Cuando el mundo acabe, refúgiate en la religión. Sobre Shingeki no Kyojin y las referencias bíblicas.

Shingeki… está cargada de simbología. Uno de las aristas más interesantes para su análisis es precisamente esta. En Shingeki… nada es aleatorio, nada es dejado al azar y son cientos los puntos que beben directamente de la tradición cristiana. Para este texto, se propone no solo un análisis general del tratamiento e implicación de la religión, sino que además se realizará una exhaustiva deconstrucción del episodio uno del anime (La caída de Shinganshina. Parte 1)

El Elogio del Apocalipsis

A diferencia del cine occidental el Apocalipsis o Post no es un género ni una temática sino un escenario o contexto situación. Por tanto, las temáticas dentro del postapocalipsis y su modo de representación son tan variadas como los géneros del anime. En este sentido persiste una heterogeneidad estética tan variada que sería demasiado complejo encasillarlos en un solo género o subgénero.