De cuando el Joker se volvió Scorsesiano

A medida que se visualiza el film el referente scorsesiano se antoja como un capricho, específicamente de la mítica cinta Taxi Drive. No es solo Robert De Niro como un presentador de programas de entrevistas al estilo de Jerry Lewis en The King of Comedy de Martin Scorsese; es también reafirmando la tesis sobre la necesidad de lograr la justicia con sus propias manos y a través de la masacre y la violencia. Joker reafirma la tesis de Nietzsche desde la inspiración en Taxi Driver que cuando se abraza los impulsos más nihilistas y destructivos, pasa de la impotencia a convertirse en una figura amada y odiada al mismo tiempo, pero obtiene el reconocimiento que le ha faltado. Con el tiroteo el álter ego de Arthur –el payaso- se convierte en ese símbolo de Justicia y la violencia y el caos se desata en las calles de Gotham.

Como entender la posmodernidad según Deadpool

Siguiendo esta línea, en Deadpool, ni el director ni el guionista controlan la trama de la película ni mucho menos al personaje. Es más, ni siquiera dirigen la historia o la línea de acción. Tampoco nuestro protagonista construye o sigue algún metarrelato. No tiene motivación política, religiosa o moral. Busca su venganza, su propia justicia y sentir placer. Además, tanto el ritmo como la narrativa depende enteramente de Wade.