Titanes de Goya

El expresionismo de Goya es una inspiración para formular una estética dramatúrgicamente funcional en la trama de Shingeki. Los contrastes, en las pinturas de Goya, de ambos titanes y la sangre, en un espacio neutro donde priman los grises y colores tierra, logran un efecto de pavor y claustrofobia. Similar a lo que experimentamos con los titanes, quienes igualmente, con su tamaño, diseño y colores resaltan para robar todo el protagonismo a los humanos y las murallas.

El Elogio del Apocalipsis

A diferencia del cine occidental el Apocalipsis o Post no es un género ni una temática sino un escenario o contexto situación. Por tanto, las temáticas dentro del postapocalipsis y su modo de representación son tan variadas como los géneros del anime. En este sentido persiste una heterogeneidad estética tan variada que sería demasiado complejo encasillarlos en un solo género o subgénero.

Tokyo Blue y la melodía incompleta.

Atrapar el lirismo y el aderezo de Haruki Murakami no es tarea sencilla. Su novela mas representativa fue llevada a la pantalla por el director vietnamita Anh Hung Tran en el año 2011 en Japón.

Confesiones de Nakashima

La película es una analepsis constante, donde se reconstruyen los hechos una y otra vez para representar diferentes miras de los personajes. Este flashback, estos saltos retrospectivos facilitan el discernimiento del conflicto central e incrementa el misterio. Los planos fragmentados complejizan el tratamiento temporal y lo desarticula para crear un relato complejo que mantiene minuto a minuto en la mira al espectador. La película está basada en el libro homónimo de Kanae Minato, un best seller de su género del cual toman su argumento para una adaptación propia.