SpiderMan: Into the Spider-Verse desde el diseño de producción

La película revolucionó el mudo de la animación al combinar la animación 2D y 3D con la estética de las historietas icónicas de Marvel, la serigrafía y los videojuegos. Pero no se queda ahí, en Spider-Man: Into the Spider-Verse hay stop-motion, hand-draw, anime, graffiti y glitch.

Analizando la «mega» dirección artística de Mulán (2020)

Tampoco faltaron los errores en la puesta artística respecto a la historia y el arte chino, tema central de esta crítica. Los creadores de la película revelaron en conferencias de prensas que sí se realizó un profundo trabajo de investigación y, si bien, ya no encontramos las geishas de su versión pasada, no dejan de ser evidente algunos baches a la hora de la puesta. En esta ocasión, su principal error no fue la representación de lo chino, sino su contextualización en la trama en tiempo-espacio y su representación desde la mirada de lo occidental.