Shingeki no Politics

Ello crea una constante demanda y asegura la reproducción del propio sistema que genera estos bienes culturales. Si bien, en algunos productos, la ideología aparece explícita, en la mayoría subyace implícita e incluso puede prestarse a varias lecturas en dependencia del público consumidor.

Un intento aparentemente desesperado. De Blancanieves y los siete enanos

La problemática de género aparece en esta película como otra arista crucial, sobre todo alrededor de la figura de Blancanieves; una vez más tributando al fundamentalismo del sistema valorativo tradicional burgués, y en general al falocentrismo de la sociedad norteamericana de los años 30’s. Si bien los 20’s mostraron un rostro más atrevido a través del jazz y la moda, la Gran Depresión obligó a las féminas que tuvieran trabajo remunerado a regresar a sus hogares para que los hombres desempleados tuviesen un puesto. Un afianzamiento de la dinámica del par hombre/mujer se convierte entonces en el objetivo de la estrategia de Disney, respondiendo al conservadurismo que le interesa. De ahí que Blancanieves sea feliz en el rol de ama de casa, y no despierte otro tipo de intereses más allá de saber coser, cocinar, barrer y lavar; un registro que parece suficiente. El estereotipo de mujer explayado en la película, a través de la princesa, se construye desde la prueba de utilidad, la delicadeza, la pasividad, la ingenuidad, la belleza, el recato. La noción de lo que es la mujer tiene una imagen bastante definida y constreñida.