Una taquilla en el armario. Orgullo y Prejuicio en el cine gay

En la historia de cine no faltan las producciones sobre la homofobia, el SIDA, la curiosidad sexual o las amistades sospechosas. Es válido decir que existen producciones sobresaliente, dígase Philadelphia / Filadelfia (1993), Maurice (1987), Midnight Express / El expreso de medianoche (1978), Espartaco (1960), La calumnia (1961), etc. Desde luego, hitos de la historia del cine.

Estereotipos en el cine romántico ¿Qué tanto nos afecta?

Todas tratan sobre un “chico malo” que conoce a una “chica buena”, se enamoran, ella intenta cambiarlo y él finalmente lo hace porque la ama. Sí, pero al final, muy al final, después de que el grado de toxicidad en la pareja casi llega al nivel Chernóbil.

La doncella / 아가씨 (2016)

Park Chan Wook ofrece una cinta de ficción histórica, un relato colmado de giros dramáticos, con una trama que sorprende constantemente por los inesperados engaños y artimañas entre los personajes. El suspenso está presente en ella como aspecto fijo y destaca por su estilo de narración.

¿Cine de adolescentes o cine para adolescentes?

Los adolescentes, en su búsqueda de un lugar de pertenencia e identificación, necesitan de producciones destinadas específicamente para ellos, de las cuales se sientan partícipes

Sin miedo a volar

Los estereotipos de mujer representados en el universo de Ghibli enfatizan en el modo de ser de la figura femenina y en la manera en que encuentran una nueva identidad y personalidad en la historia. La edad es solo un pretexto en los filmes de Ghibli. No es sustancial si la protagonista es una anciana o una niña, la lealtad y los valores que la marcan no difieren.

A todos los chicos (de Miyazaki) de los que me enamoré

Son más que un interés romántico, también necesitan ser salvados y no están exentos de sufrir, llorar o ser débiles. Por tanto, no responden al ideal de viril, violento o físicamente atractivo de lo tradicionalmente aceptable. En Ghibli todos son merecedores de respeto y admiración: el chico de gafas, el pueblerino, el brujo atractivo, el padre e incluso aquel que sufre una maldición. Los personajes masculinos de Hayao Miyazaki son parte de su identidad artística cinematográfica diegética.

No todo es blanco y negro.

Otro elemento a recalcar es que sus personajes femeninos ocupan posiciones de poder. Eboshi y Kushana son líderes respetadas por sus seguidores, en ocasiones incluso hombres. Y no es la villana tradicional, seguida por el miedo que causa en estos, es una mujer poderosa, que ha sabido ganarse el respeto de aquellos que las rodean. El ser mujeres no supone un obstáculo para ellas, ni necesitan probarse a sí mismas por dicha causa. Su género es secundario en la historia.

Miyazaki bajo la lupa

En cierto modo, esta es la esencia Miyazaki, las historias se vuelven excusas en función de transmitir un mensaje. Excusas bien contadas y bellamente estructuradas, con una animación exquisita, pero excusas a la larga, donde San y Ashitaka, protagonistas de La Princesa Mononoke son solo un vehículo para hablar de las consecuencias de la guerra y la contaminación. Para Miyazaki hay una cosa clara, si bien el mensaje es importante, este no puede, en ningún momento, alejarse de la forma y ambos tienen que ser explotados de un modo inteligente.

El culto al cuerpo. Lo masculino en el cine péplum

Por Gretchen García En la historia del arte la representación de la figura masculina está relacionada, en su mayor parte, a la fuerza y el poder. Musculaturas exageradas, pecho tonificado y vello facial conformaban el modelo de belleza canónico desde el arte preclásico. Ya sea como gobernante o personaje mitológico el hombre era físicamente atlético … Sigue leyendo El culto al cuerpo. Lo masculino en el cine péplum

Capitana Marvel: una fórmula muy alejada del éxito

Brie Larson es una excelente actriz, directora, guionista y cantante estadounidense, ganadores de varios reconocimientos y protagonista de éxitos de taquilla relevantes como La habitación, Scott Pilgrim y Kong. Pero el simple hecho de ser Capitana Marvel una película con un guion carente de una intención real, podemos decir que Larson estuvo ausente y distó mucho de parecer ese personaje empoderado que debía transmitir esta entrega.