¿Evolución o no? La labor fílmica de Goro Miyazaki

Por: Katheryn de Armas No es mi libro. Es  tu película. Es una buena película. Ursula K. Le Guin. Seguir los pasos de uno de los padres nunca es tarea sencilla, menos aún, si es uno de los mejores animadores de todos los tiempos. Goro Miyazaki, hijo de Hayao Miyazaki, estuvo reacio a entrar al … Sigue leyendo ¿Evolución o no? La labor fílmica de Goro Miyazaki

El efecto Nausicaä o la fundación filosófica de Ghibli

Ambientado en un futuro post-apocalíptico, distopía de manual, el filme acompaña las peripecias de su protagonista homónima, princesa de un pequeño reino cercado entre dos potencias guerreras. El entusiasmo bélico de la humanidad (catalizador para un conflicto atómico bautizado como los “Siete días de fuego”) favoreció el exterminio, comprometió la sobrevivencia de la especie-todas las especies. Mil años después, sobre un mundo abarrotado de esporas tóxicas e insectos mutantes[ii], los gobiernos de Tormekia y Pejite se disputan la posesión de un “Dios de la guerra”[iii], bestia causante del cataclismo, la casi-extinción.

Sin miedo a volar

Los estereotipos de mujer representados en el universo de Ghibli enfatizan en el modo de ser de la figura femenina y en la manera en que encuentran una nueva identidad y personalidad en la historia. La edad es solo un pretexto en los filmes de Ghibli. No es sustancial si la protagonista es una anciana o una niña, la lealtad y los valores que la marcan no difieren.

En el que Miyazaki adapta un libro.

Por: Katheryn de Armas Realmente lo disfruté, la animación es una obra de arte y me divertí tanto como cuando escribí el libro. Esto ciertamente no es mi trabajo, pero hasta la mitad es una película que realmente se mete dentro de mi libro, y rinde homenaje a la mejor manera. Ciertamente ya en la … Sigue leyendo En el que Miyazaki adapta un libro.

Oda a Mononoke Hime

Aunque esta cinta contiene violencia por momentos extrema, abundantes escenas gore y de profundo horror, transmite mensajes positivos que no se reducen al discurso medioambientalista con trasfondo shintoista, como gran parte de la crítica asevera. Mononoke... —como casi todo el cine contemporáneo— es una cinta polisémica y en ello radica una de sus mayores ganancias conceptuales. Por esta razón y su impecable calidad estética no es de extrañar que en el año 2002 fuera merecedora del Oso de Oro de la 52º Berlinale.

No todo es blanco y negro.

Otro elemento a recalcar es que sus personajes femeninos ocupan posiciones de poder. Eboshi y Kushana son líderes respetadas por sus seguidores, en ocasiones incluso hombres. Y no es la villana tradicional, seguida por el miedo que causa en estos, es una mujer poderosa, que ha sabido ganarse el respeto de aquellos que las rodean. El ser mujeres no supone un obstáculo para ellas, ni necesitan probarse a sí mismas por dicha causa. Su género es secundario en la historia.

Takahata bajo la lupa

Takahata fue una de las indiscutibles figuras que llevó a la animación nipona hacia cuotas de popularidad impensables y un boom internacional que hoy por hoy sigue creciendo. Más que una leyenda, que se ocultó en la sombra de grandes maestros,  fue un creador único en su generación por ser pionero en llevar la animación no solo al público infantil sino también a los adultos .

Miyazaki bajo la lupa

En cierto modo, esta es la esencia Miyazaki, las historias se vuelven excusas en función de transmitir un mensaje. Excusas bien contadas y bellamente estructuradas, con una animación exquisita, pero excusas a la larga, donde San y Ashitaka, protagonistas de La Princesa Mononoke son solo un vehículo para hablar de las consecuencias de la guerra y la contaminación. Para Miyazaki hay una cosa clara, si bien el mensaje es importante, este no puede, en ningún momento, alejarse de la forma y ambos tienen que ser explotados de un modo inteligente.

Estudio Ghibli: Obertura

La existencia de esta empresa y la filosofía en el modo de hacer se deben, en gran medida, al dibujante, guionista y director Hayao Miyazaki (1941-), aunque cabe destacar los significativos aportes del también director Isao Takahata (1935-2018) y el productor Toshio Suzuki (1948-). Si bien los primeros fueron formados como profesionales en Ciencias Políticas y Económicas y Literatura Francesa, respectivamente, terminaron ligados a la industria de la animación; de la década de 1970 datan sus primeras colaboraciones en series anime tan conocidas como Heidi y Marco.