El Desencanto de los Oscar de la Animación  

A lo largo de los años se hace difícil no notar una preferencia de la Academia por Disney y Pixar. No se pretende desvalorizar sus producciones, son grandes películas con aportes, entretenidas y algunas con valor artísticos que merecieron el reconocimiento. Pero no siempre dan en la diana

Referentes de altura en la animación “infantil” Pixar y el pesimismo de Schopenhauer

Después de un visionado detenido del filme, sobre todo en lo relativo a 22 y su condición de nonato perenne, un filósofo y su sistema de pensamiento se descubren influencia indudable. Arthur Schopenhauer (1788 – 1860) es considerado como una de las cumbres del idealismo occidental. Fungió, además, de enlace cultural hacia la filosofía del Oriente, máxime en lo referido al budismo y taoísmo. Resulta también proverbial su militancia en favor de los derechos animales, equiparados, a su juicio, con los humanos. A pesar de esta amplitud e intensidad temáticas, el apartado intelectual de Schopenhauer que mejor ha sorteado los embates temporales es su hondo pesimismo, prefiguración de las corrientes existencialistas que lo sucederán.