SpiderMan: Into the Spider-Verse desde el diseño de producción

La película revolucionó el mudo de la animación al combinar la animación 2D y 3D con la estética de las historietas icónicas de Marvel, la serigrafía y los videojuegos. Pero no se queda ahí, en Spider-Man: Into the Spider-Verse hay stop-motion, hand-draw, anime, graffiti y glitch.

Tres fases para una historia

Quizás por ello, acostumbrados a la moral kantiana del personaje de Tobey, el Spiderman de Andrew es tan difícil de recepcionar. Tenemos entonces un Peter con un sentido del deber tan laxo y cuyas motivaciones para ser un superhéroes queda en segundo a plano a su vida íntima, social y romántica. Incluso la primera secuencia se centra en el fallecimiento de su padre, elemento casi insignificante para la narrativa de los cómics. Mostrar al increíble Spiderman no es tan interesante como hacer más visual la química con su interés romántico, que en esta ocasión no es Mary Jane. Hablamos, por tanto, de una representación aristotélica donde la búsqueda de la verdad, del yo y la superación personal y romántica desliga el sentido del deber como superhéroe.